Calvicie y adelgazamiento del cabello.



El romero (Rosemarinus offlcinalis) es muy bueno para estimular el crecimiento del cabello. Los gitanos hierven 28 gramos de romero seco en una pinta de agua y lo dejan hervir cinco minutos. Cuando se enfría, frotan el liquido en el cuero cabelludo. Esto se debe hacer a la luz de la luna y en luna creciente, no menguante. Cuando frote el liquido, diga tres veces:

Te del amen o gulo
Del eg meschibo pa amara choribo

Es de los gitanos de Transilvania y, según lo que pude traducir, dice: "Que el dulce Dios nos brinde un remedio para nuestra escasez".

De acuerdo con los gitanos franceses, un remedio para la calvicie es mezclar muy bien 2 gramos de crisarobi, (o polvo de goa)

La Magnetita


Es el símbolo de la virilidad. Los griegos consideraban que, convertida en amuleto, dotaba de fuerza y valor a los luchadores que ofrecían su espectáculo al publico. Los emperadores romanos solían regalar anillos o colgantes de magnetita a sus gladiadores favoritos para que vencieran en las contiendas. Incluso los bárbaros que invadieron Europa llevaban colgantes de esta piedra para que no les faltara el valor durante la batalla. En los países Arabes, sin embargo, este amuleto se utilizaba para dotar de benevolencia a quien lo llevara. Asirios y sumerios poseían una fórmula mágica en la que sumergían la magnetita y luego empleaban el aceite para untarse el cuerpo antes de participar en orgías u otras situaciones amorosas en las que fuese preciso demostrar una virilidad inextinguible. En la Edad Media, sin embargo, se consideraba que un puñal tallado en magnetita siempre resultaba mortal, pues la piedra envenenaba la sangre humana.

Desde el punto de vista curativo, se le atribuyen poderes contra las afecciones internas del aparato reproductor masculino.

Sus propiedades magnéticas las reconocieron los chinos en el siglo XI a. C.

El naturalista Plinio el Viejo habló de su existencia al sugerir que el nombre se deriva de Magnes, un pastor cuyos zapatos con clavos de hierro se fijaron en piedras que contenían dicho mineral.

Durante, al menos 4 milenios, los humanos han usado cristales magnéticos de magnetita a manera de brújulas para orientarse.

Abre el chakra de la cabeza

Los signos afines a la piedra son: Piscis, Aries, Tauro y Géminis.

  • Colocar una magnetita engarzada colgando del cuello, para desarrollar un carácter equilibrado, eliminando los complejos y la timidez.
  • Colocar una magnetita durante diez minutos diarios en el centro de la frente (entre las cejas), acostados y en estado de relajación, para prevenir o curar las enfermedades relacionadas con los ojos.
  • Colocar una magnetita durante diez minutos diarios en el centro de la garganta, acostados y en estado de relajación, para protegerse de las enfermedades contagiosas.
  • Colocar una magnetita en la coronilla sujeta con un pañuelo, durante diez minutos diarios, acostados en estado de relajación, para lograr que nuestros pensamientos sean positivos, y puros y para prevenir o curar la depresión y los estados anímicos enfermizos. Colocar una magnetita durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, sobre el ombligo para prevenir o combatir los problemas en el aparato digestivo.

LA UNAQUITA


El cristal como auto-ayuda.

La unaquita no es un cristal excesivamente conocido, y sin embargo sus propiedades son tan importantes que debemos tenerla muy en cuenta. En concreto nos ayuda a centrarnos en esas veces en las que nuestra mente está dispersa y sentimos como un gran caos. La unaquita nos permite fusionar nuestros aspectos más contradictorios para llegar a conclusiones importantes para nosotros.

Por eso, cuando nos sentimos perdidos la unaquita nos muestra el camino por el que debemos avanzar. Su fuerza puede sernos muy útil cuando queremos despejar el caos emocional que surge en la vida diaria o en un momento determinado. Así cuando no tenemos muy claro si amamos o no amamos a alguien, ella nos da la respuesta. También nos aclara cuáles son las sensaciones y emociones que estamos viviendo. Su fuerza energética es suave y sutil, pero muy eficaz.

El cristal para el espíritu

La unaquita puede ayudarnos a fusionar nuestros tres cuerpos (emocional, físico y espiritual) en uno solo, para que el equilibrio reine en nuestra vida. En meditación puede revelarnos qué partes de nosotros mismos rechazamos y dónde está nuestro conflicto interior para liberarlo. La unaquita tiene la fuerza de la unificación, así que nos conviene cuando necesitamos reunir y recuperar nuestras energías dispersas. Es un cristal fantástico para trabajar con el cuarto chakra.

Aporta mensajes relacionados con la búsqueda del equilibrio y por tanto dirigidos a solucionar diferencias, bien sean diferencias energéticas en el propio cuerpo o diferencias de cualquier naturaleza con otras personas.

La unaquita no es un cristal excesivamente conocido, y sin embargo sus propiedades son tan importantes que debemos tenerla muy en cuenta.

En concreto nos ayuda a centrarnos en esas veces en las que nuestra mente está dispersa y sentimos como un gran caos.

La unaquita nos permite fusionar nuestros aspectos más contradictorios para llegar a conclusiones importantes para nosotros.

Por eso, cuando nos sentimos perdidos la unaquita nos muestra el camino por el que debemos avanzar.

Su fuerza puede sernos muy útil cuando queremos despejar el caos emocional que surge en la vida diaria o en un momento determinado. Así cuando no tenemos muy claro si amamos o no amamos a alguien, ella nos da la respuesta. También nos aclara cuáles son las sensaciones y emociones que estamos viviendo.

Su fuerza energética es suave y sutil, pero muy eficaz.

La unaquita puede ayudarnos a fusionar nuestros tres cuerpos (emocional, físico y espiritual) en uno solo, para que el equilibrio reine en nuestra vida.

En meditación puede revelarnos qué partes de nosotros mismos rechazamos y dónde está nuestro conflicto interior para liberarlo.

La unaquita tiene la fuerza de la unificación, así que nos conviene cuando necesitamos reunir y recuperar nuestras energías dispersas.

Es un cristal fantástico para trabajar con el cuarto chakra.

Hígado y vesícula biliar, regeneración tejidos, sistema endocrino

PARTICIPAR EN ESTE BLOG