CUARZO VERDE



Promueve la estabilidad mental y emocional. Excelente para equilibrar el sistema nervioso, así como el sistema sanguíneo. Es una piedra ideal para fomentar la prosperidad espiritual y material. Símbolo de esperanza y fertilidad, su correlación es la Esmeralda. Se recomienda también utilizarla con el cuarzo citrino y rosado (o con la amatista) para cristalizar el agua. Beber esta agua ya que transmite serenidad, sosiego y valor.

CUARZO RUTILADO



Es transparente con pequeños filamentos de oro o hilos de titanio dióxido en su interior. Ayuda al cuerpo a asimilar nutrientes. Fortifica el sistema inmunológico, previene la depresión y retarda el envejecimiento. Trabaja muy bien en todos los chakras.

CUARZO ROSADO



Lo mejor para concentrarse a nivel de ser real. Es considerada la piedra del Amor Sagrado en el antiguo Egipto. Sana las heridas sentimentales, aplaca dolores por pérdida o lejanía de seres amados. Corrige desbalances sexuales y emocionales. Ayuda a sanar relaciones difíciles entre las parejas. Quien la usa y su frecuencia calmante tiene gran poder cuando se lleva encima sobre el centro cardiaco. REGENCIA: Plutón y Urano. CORRELACION: Todos los signos.

CUARZO NEVADO


Piedra telepática, refuerza el sistema inmunológico, bloquea la depresión, alivia el stress y la angustia. Dicen que es la piedra –rejuvenecedora- , es equilibrante entre la materia y el espíritu. CORRELACION: Todos los signos.

CUARZO CRISTAL



Sílice, también llamado CRISTAL DE ROCA. Conductor de energía electromagnética en su más pura condición. Es incoloro y transparente. El más versátil e ilimitado de todos los cristales. Tiene poderosas cualidades curativas, atrae y transmite energía, tiene tonos, sonidos, vibraciones y energías que dan protección y luz contra toda negatividad. Afinidad con el diamante. REGENCIA: Urano. CORRELACION: Todos los signos.

CUARZO CITRINO


De color amarillo dorado, excelente gema de curación ilimitada. Algunas personas la conocen como TOPACIO DEL BRASIL, excelente para el sistema nervioso y digestivo. Con el cuarzo verde y rosado o con el cuarzo rosado y amatista, forma la perfecta trilogía para sentir tranquilidad, serenidad y paz, usando los cuarzos de diferentes maneras, con agua para beber, bañándose con ellos o usando perfumes. REGENCIA: Sol y Mercurio. CORRELACION SIGNOS: Virgo, Leo y Géminis.

AGATAS EN DISCO PARA SANACION


Afectan positivamente al cuerpo eterico, ideal para remover bloqueos energéticos, facilitan el proceso de sanación a nivel mental, emocional y físico. Calman, relajan, equilibran el funcionamiento nervioso y ayudan contra la diabetes. Los chakras se trabajan de acuerdo al color de cada ágata. REGENCIA: Venus y Júpiter CORRELACION: Todos los signos.

LA CORNALINA






Es un ágata de color rojizo casi transparente, muy evolucionada y valiosa. Atrae la buena suerte y la alegría de vivir. Es la piedra vital del optimismo y de la armonía. Tiene un efecto relajante para quien la usa, disipa los momentos malhumorados, cólera o rabia, tiene inmensas propiedades electromagnéticas. Ayuda en problemas del hígado, vesícula y páncreas. Afinidad con los chakras coronaria y base. REGENCIA: Neptuno, Urano y Plutón. CORRELACION SIGNOS: Tauro, Escorpión, Arios, Leo y Virgo.

LA AVENTURINA


El más conocido de este cuarzo es el verde, pero también los hay en colores amarillo y azul. Es excelente como piedra de toque, porque atrae calma, serenidad y equilibrio. Con la MALAQUITA forma buen dúo para sanar congestiones en los chakras coronaria y plexo solar. También es afín con el cuarzo rosado. REGENCIA: Plutón y Mercurio. CORRELACION SIGNOS: Leo y Escorpión.

EL AGATA NARANAJA


El cristal como auto-ayuda

El ágata naranja nos ayuda en todo lo que requiera esfuerzo mental. Ideal para estudiantes porque les permite concentrarse mejor. Además, es un cristal muy apto para trabajos de tipo intelectual, pues ayuda a que el rendimiento mental sea mucho mayor, y evita que nos estresemos ante alguna responsabilidad muy grande.
Es un cristal que puede ayudarnos a superar el pasado y sobre todo a sanar nuestras relaciones emocionales. Nos permite relacionarnos de un modo más positivo con los demás y superar viejas barreras.

El cristal para el espíritu

El ágata naranja nos ayuda a desarrollar nuestra fuerza espiritual en contacto con la mente. Esto significa que su energía nos permite desechar esas ideas mentales que nos bloquean, abriéndonos a la verdadera inteligencia espiritual y emocional.
Este cristal se puede utilizar para cualquier tipo de meditación, pues las hará más nítidas y clarificantes.
Ideal para el primer, sexto y séptimo chakra.

LAS PIEDRAS CHINAS Y SU MISTICISMO

Dentro de las Piedras Místicas más importantes para el pueblo Chino, se encuentra el Jade, cuyo origen proviene de distintos tipos pero el más usado o valorado es la “Jadeita“, ya que tiene gran variedad de colores o tonalidades, que inspiraron a los místicos de todas las épocas para crear en su entorno las más increíbles historias que van desde la magia a la sanación.

Los colores del Jade se deben a la mezcla de minerales que pueden ir desde el verde característico, hasta el negro, amarillo, dorado, celeste, etc., pero el color original o puro de ésta piedra es el blanco.

Su nombre Chino es “Yu” cuya traducción sería “Tesoro” , relacionándolo exclusivamente con las castas más altas o gobernantes en todas las épocas de su historia, por que tiene una relación estrecha con la “longevidad y la pureza del espíritu”.

Como decíamos al principio su mística abarca desde la magia a la salud, preparándose con él elixires, para la longevidad, muy comunes en la antigüedad, cuya técnica de preparación llega hasta nuestros días, ya que la gemoterapia los utiliza con mucho éxito en determinadas dolencias.

Se dice en las leyendas que el Jade y el Dragón, son uno y lo mismo, por ello la espiritualidad que encierra ésta piedra, es de valor inestimable para el pueblo Chino, siendo motivo de adoración como símbolo de prosperidad y protección.

El Jade Verde también es adorado en las culturas antiguas americanas como los Mayas los cuales también le atribuían el poder de la “fertilidad y la abundancia“, como el de la protección a través de amuletos, algo que llama poderosamente la atención, es que culturas tan distantes e incomunicadas en sus tiempos tuvieran las mismas adoraciones en éste caso, el Jade.

EL AGATA AZUL



El cristal como auto-ayuda


Es un cristal armonizador de las energías. Esta capacidad que tiene es muy importante, porque diariamente perdemos un montón de energía y la poca con la que nos quedamos suele estar desequilibrada. Eso termina por manifestarse en forma de miedos, inseguridad, estrés, nervios…
Este cristal es imprescindible para combatir cualquier problema relacionado con la garganta. Así por ejemplo nos puede ayudar a realizar una ponencia o examen oral. Por supuesto que como nos permite expresarnos correctamente, también nos puede ayudar a decir aquello que no somos capaces de decir (por ejemplo cuando intentamos declarar nuestro amor a alguien).

De este modo, también nos puede ayudar a superar la timidez y a hablar con más contundencia, especialmente en aquellas personas que hablan muy bajo y son incapaces de levantar la voz.
También nos permite tener diálogos con nosotros mismos mucho más constructivos. A veces, esos diálogos pueden llegar a resultar torturantes (especialmente si pensamos que vamos a recibir una mala noticia). En estos casos, el ágata azul nos permite descansar la mente con diálogos mucho más positivos y relajados.


El cristal para el espíritu


Este cristal está relacionado por su color y su energía con uno de los chakras más importantes: el de la voz interior. Esto significa que este cristal, aunque tiene una energía sutil, nos puede ayudar a encontrarnos a nosotros mismos y despertar todos los potenciales que llevamos dentro.
De un modo espiritual puede ayudarnos a desarrollar nuestra comunicación con nuestro espíritu, nuestros guías y Dios.
Así pues nos ayuda a equilibrar y perfeccionar el quinto chakra.

EL CUARZO BLANCO

El cristal como auto-ayuda

El cuarzo blanco o cuarzo lechoso es un cristal que nos ayuda a sentirnos más ligeros, sin esas cargas que siempre llevamos encima. De este modo puede ayudarnos a sobrellevar mejor un mal momento, sentimientos negativos como la culpabilidad, o simplemente un mal de amores. También se puede acudir a este cristal para sentirnos más serenos, por ejemplo ante posibles miedos y angustias.

Su fuerza además es equilibradora, lo que significa que nos hará sentir mucho mejor. Al equilibrar todas nuestras energías encontramos paz y tranquilidad. Es como un cristal tonificante para el sistema nervioso, al que puedes acudir casi para cualquier tipo de cuestión. Además se puede complementar muy bien con otros.

El cristal para el espíritu

El cuarzo blanco nos ayuda a purificar nuestras energías, lo que significa que puede deshacer viejos pegotes de energía más densa o negativa que pueda haber en nosotros.

Por ello, este cristal es muy indicado para meditaciones de limpieza.

Ideal para todos los chakras.

purificacion de los cristales

Ya sea un cristal que has comprado tú o te han regalado, ya sea un cristal que has estado utilizando, cada cierto tiempo debes limpiarlo de las energías que se puedan haber quedado impregnadas en él.
Este paso es especialmente importante cuando recibimos por primera vez un cristal, puesto que no sabemos exactamente con quién ha estado en contacto y de qué energías puede estar impregnado.
Para ello puedes recurrir a los tres elementos clave. Escoge aquel método con el cual te sientas más identificado:
Por agua: es uno de los métodos más conocidos y utilizados. Se trata de llenar un vaso de cristal con agua y un puñado de sal lo más pura posible. Después introducimos el cristal en el vaso con la mezcla entre 24 horas y tres días en función de lo cargado que sintamos que puede estar.
Por aire: otro de los métodos más conocidos y utilizados. Se trata de encender una barrita de incienso natural y pasar el cristal por el humo. En este caso se debe tener especial cuidado en pasar todo el cristal por el humo del incienso porque sino la limpieza y purificación no será eficaz. Déjate llevar por tu intuición para determinar cuánto tiempo tienes que tener el cristal bajo los efectos del humo del incienso.
Por tierra: es un método también muy eficaz, pero poco utilizado. Se trata de enterrar el cristal en una tierra totalmente natural, sin alterar, durante tres a siete días. La ventaja de este método es que si dejas el cristal durante más de siete días ya estarás efectuando el segundo paso: la recarga.

Sintonizacion de los Cristales

Igual de imprescindible que los pasos anteriores es la sintonización. La sintonización es para armonizar el cristal con tu propia energía. Esto significa que si quieres trabajar con los cristales, esos cristales deben estar armonizados contigo y con las energías que tú emites. Por muy limpio y recargado que esté, sino lo sintonizas puede serte ineficaz. Para sintonizarte con él puedes hacer lo siguiente:

Por tu aliento: puedes echarle suavemente tu aliento varias veces.

Por el tacto: puedes estar durante un tiempo "acariciándolo" y mandándole buenas energías tuyas.
Por el pensamiento: puedes cogerlo en tu mano izquierda y visualizar cómo su energía y la tuya se convierten en compatibles.

Sea cual sea el método que prefieras, siempre debes realizar estos tres pasos para darle mayor efectividad a tus cristales.

LAS PIEDRAS MAGICAS


Piedras Magicas Los amuletos, que son unos objetos que se llevan encima con el fin de proteger de la mala suerte y atraer buenas energias, pueden estar hechos de diferentes materiales, siendo uno de ellos las piedras y minerales.

Es complicado indicar desde que momento los hombres tenian fe en los amuletos, pero parece que provienen desde antes de la cultura egipcia. En Egipto, las piedras
se consideraban adornos, pero tambien eran elementos imprescindibles por sus cualidades magicas para atraer la fortuna, prosperidad y riquezas.

Esto es posible porque las piedras, que surgen del fondo de la tierra, se impregnan de la energia de esta, convirtiendose en una fiel ayuda para protegernos de males y enfermedades y conducirnos hacia la riqueza fisica y humana.