Propiedades curativas del CUARZO DE CRISTAL O HILIANO



Colocando un cristal sobre una parte dolorida del cuerpo y dejándolo actuar un cierto tiempo se consigue reequilibrar las condiciones corporales y desterrar el bloqueo de energías, del que, según muchos, las enfermedades son el resultado

Es conocido también como cuarzo transparente o Cristal de Roca, ya que en su base de dióxido de silicio, por carecer de ningún otro tipo de inclusión, es perfectamente cristalina.

En su pureza, es sin duda uno de los más grandes regalos de la Naturaleza y la Madre Tierra. El espejo de nuestro ser más profundo. 

Es también llamado "El Hielo que no se derrite" debido a su gran transparencia. Las seis facetas de su estructura piramidal representan los seis primeros centros vitales, y el ápice, o punto donde se reúnen las caras, el chakra de la corona; es decir, el contacto con el Universo. 

Esto lo convierte no solo en el trasmisor del espectro lumínico visible, sino de muchas otras radiaciones vitales procedentes del cosmos. 

Aplicado en terapias curativas y de apoyo, la extraordinaria habilidad del cristal de roca para vibrar en resonancia con todas las frecuencias del espectro universal, nos induce a asimilar todos los Rayos Regentes, haciendo vibrar todos los chakras al unísono, y armonizándolos con la Luz Eterna. 

Las drusas de Cuarzo Hialino pequeñas resultan ideales para las aplicaciones corporales terapéuticas, mientras que las más grandes pueden ubicarse en las habitaciones, oficinas, negocios sobre mesas u otros muebles, desde donde irradian energías armonizantes al medio ambiente, protegiéndonos de las vibraciones negativas. 

Es sorprendente el efecto de una drusa mediana en un ambiente donde se ha producido una discusión, limpiando el entorno de rencor o resentimiento.


Suscribete Ahora para recibir cada dia Los mejores Articulos de Piedras Mágicas

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario