LA HEMATITES


El cristal como auto-ayuda

Es tradicionalmente llamado el cristal de la buena suerte. Realmente su poder radica en su capacidad para concentrar las energías dispersas. Esto significa que cuando nos sentimos confusos o cuando nuestra mente nos pierde el hilo de la realidad, la hematites puede ayudarnos a recuperar el equilibrio.

Por ejemplo en personas excesivamente idealistas, que parece que están continuamente en un mundo de fantasía y ensoñación, puede ayudarlas a bajar los pies a la tierra y no perder la conexión con el mundo material.

También es útil para aportarnos seguridad y confianza en la vida. Así si somos personas desconfiadas o inseguras el influjo de este cristal puede ayudarnos a superar estos conflictos haciéndonos comprender que la vida no quiere nuestra desgracia y que hay muchas cosas buenas por vivir. También es extensible como ayuda para aceptar nuestro cuerpo.

Por lo mismo, también es un cristal muy útil en personas con pensamientos suicidas, porque les ayuda a recuperar el amor por la vida. Así una pérdida de entusiasmo, puede ser recuperada con el uso frecuente de este cristal.

También puede ayudarnos a tomar decisiones y a concretar lo que necesitemos.

El cristal para el espíritu

Resulta un cristal absolutamente fabuloso cuando queremos reforzar nuestra conexión con las energías más refinadas de nuestro planeta. Así nos permite recuperar, si lo habíamos perdido, o reforzar nuestro cordón umbilical con la vida y nuestra madre tierra.

Es fundamental esta conexión para estar totalmente vivos y disfrutar de todos los tipos de energías materiales. De esta manera se exploran los sentimientos de:

1. seguridad y confianza en nosotros y en la vida

2. la sensación de protección y armonía del universo

3. la aceptación de nuestro cuerpo

4. la conexión con nuestra madre

5. la firmeza de nuestro espíritu

Puede ayudarnos a despertar toda la fuerza y poder de la sagrada kundalini y del primer chakra.


Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG