Propiedades de La Ametrina


La ametrina es una combinación entre la amatista y el citrino, de color púrpura y amarillo, de cristal transparente, suele ser pequeña y redondeada. De acción rápida y eficaz, principalmente útil en enfermedades prolongadas, ayudando a entrever las causas de la enfermedad. Fácil de conseguir, aunque sólo se obtiene de una mina en Bolivia.

La ametrina conecta el reino físico con la conciencia superior. Alivia el estrés y la tensión de la cabeza, calmando la mente y provocando en mayor enfoque en la meditación. La ametrina abre el tercer ojo promoviendo la sanación.

Psicológicamente, la ametrina potencia la compatibilidad y la aceptación de los demás. Muestra la unión y supera los perjuicios. Es extremadamente energética estimulando la creatividad y favoreciendo la adquisición del control de la propia vida, ayudando a superar aparentes contradicciones.

Mentalmente, la ametrina produce claridad, armoniza la percepción con la acción. Fortalece la concentración y ayuda a reflexionar sobre las cosas, animando a explorar todas las posibilidades y aportando soluciones creativas. Consigue llevar al intelecto más allá de la realidad cotidiana, vinculándolo con la conciencia superior.

Emocionalmente, la ametrina libera bloqueos, incluyendo la programación emocional negativa y las expectativas, facilitando la transformación y aportando comprensión de las causas subyacentes del estrés emocional.

La ametrina promueve el optimismo y un bienestar que no se deja alterar por las influencias externas.

Curación

La ametrina llega al fondo de las cosas. Sus propiedades son poderosas limpiadoras disipando la negatividad del aura y las toxinas del cuerpo. Es una purificadora de la sangre, regenerando el cuerpo físico y fortaleciendo el sistema inmunitario, favorece el funcionamiento del sistema nervioso autónomo y la maduración física, estabiliza el ADN/ARN y oxigena el cuerpo.

La ametrina cura el sindrome de fatiga crónica, eliminando la depresión, las alteraciones gástricas y las úlceras, la fatiga y el letargo, los dolores de cabeza y las enfermedades relacionadas con el estrés. Libera los bloqueos de los cuerpos sutiles físico, emocional y mental.

Es muy energética. Estimula la creatividad. Ayuda a obtener controlo sobre nuestra propia vida, y a superar las contradicciones. Produce claridad mental. Fortalece la concentración. Vincula el intelecto con la conciencia superior. Libera bloqueos emocionales. Promueve el optimismo.

Signo del zodíaco: libra
Elemento: agua y fuego (amatista y citrino).

No hay comentarios:

Publicar un comentario