Propiedades de la Amatista

La Amatista es una de las piedras más importantes y conocidas y resulta uno de los cristales más importantes del planeta.

La Amatista es un mineral de origen magmático e hidrotermal. Su color morado característico es debido a la solución rica en óxido de hierro que la forman y persiste a temperaturas inferiofes a los 300ºC. En la naturaleza es común encontrarlas, principalmente, tapizando el interior de ágafas en forma de geodas, a veces gigantescas, aunque también se pueden encontrar en forma de drusas, es decir, recubriendo la superficie de alguna piedra, o en filones acompañando a otros minerales.
Su nombre, Amatista, proviene del griego amethystos, cuyo significado literal es ‘no borracho’, ya que este mineral se considera un potente antídoto contra la embriaguez. Según la mitología griega, el Dios del vino y el desenfreno, Dionisio pretendía a Amethystos. No obstante, ésta deseaba ante todo ser casta y, al oir sus súplicas, la diosa Artemisa la transformó en una roca blanca. Dionisio humillado vertió vino sobre la roca a modo de disculpa, tiñéndola del característico color púrpura de la Amatista.
La función básica y primordial de la Amatista es la de transmutar todo lo negativo en positivo. En casos de conflicto emocional, por ejemplo, nos ayudaría a proyectar nuestro problema hacia afuera.

La Amatista simboliza la sabiduria divina. Es una piedra cristalina de la familia de los cuarzos lo que le otorga los poderes éstos como la capacidad de polarizar la energia positiva. Es considerada la piedra del equilibrio en todos los planos, el mental, el físico y el espiritual
La amatista pues aporta: energia, equilibrio y espiritualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario