Las Esencias de la Salud

 
El tema de la salud es tan amplio que nunca terminaríamos de abordarlo, ya que genera tanto curiosidad como ansiedad de parte de personas que padecen problemas crónicos, hereditarios y hasta psicologicos.

En esta oportunidad hablaremos sobre los beneficios de la aromaterapia en la salud:

Quien cree en el poder de la naturaleza, sin duda creerá entonces en la conocida aromaterapia, que como su nombre lo dice es el arte de curar o estimular mediante el aroma de las plantas, flores, vegetales, semillas. Además de tener la propiedad de dar paz y tranquilidad a la persona a través de sus magnificas fragancias, es decir beneficia nuestra salud.

Masaje: Para el masaje, las esencias se añaden, antes de entrar en contacto con la piel, a un aceite básico. Los aceites de base que se utilizan deben tener una alta afinidad con la piel. Por ello se aconsejan los aceites vegetales como el aceite de germen de trigo, de almendras dulces, de avellana, de girasol, de sésamo, de oliva, de pepitas de uva, de maíz, de soja o de palta.

Su preparación es la siguiente: para una cucharada sopera de aceite básico (que equivale a unas 100 gotas), debemos añadir de 1 a 3 gotas de esencia. Para intervenciones en puntos más precisos, el número de gotas por cucharada podrá ser superior.

La temperatura ambiente del lugar donde se practicará el masaje deberá ser agradable; las manos de quien efectúe el masaje deberá estar caliente y el aceite se calentará con el calor de la mano antes de aplicarlo sobre el cuerpo.

La aromaterapia es una disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para beneficio de la salud.

Baño: Para un baño aromático, la temperatura del agua debe ser elevada, pero no en exceso. Las esencias se añadirán inmediatamente antes de entrar en la bañera. Se añaden 4 ó 5 gotas de la esencia elegida; si se trata de un combinado no hay que superar las 8 gotas. La duración del baño será unos 10 minutos.

Compresas Y Emplastes: En una taza de agua caliente o fria, según las necesidades, se vierten de 5 a 8 gotas de esencias. Se sumerge una gasa en agua, se escurre con suavidad y se aplica en la zona afectada. Se utilizará agua caliente para dolores musculares, y agua fria para torceduras, esguinces, fiebre o cefaleas.

Inhalaciones: Se añaden de 5 a 8 gotas de esencia en un recipiente pequeño con agua hirviendo y se respiran los vapores con un paño sobre la cabeza. Este método es particularmente útil para tratar las afecciones de las vías respiratorias.



Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario