¿Cómo se originaron los Aceites Esenciales?


Los aceites esenciales son sustancias químicas bioisintetizadas (formadas biológicamente por la naturaleza) mezcladas de manera variada, que brindan un intenso aroma característico de frutos, flores, árboles, hierbas, especias y hasta de algunos animales. A pesar de llamarse aceites esenciales, son compuestos no grasos, livianos (de poca densidad) y con capacidad para evaporarse rápidamente (volátiles). El origen de estas sustancias se debe a un mecanismo de defensa o supervivencia de las plantas que las elaboran para evitar depredadores o favorecer la polinización, atrayendo a agentes polinizadores.

Para qué sirven los aceites esenciales

Se los utiliza principalmente en perfumería. En la aplicación de perfumes, los aceites esenciales se mezclan con los aceites de la piel, motivo por el cual, un mismo perfume provoca distintos aromas según la persona que se lo coloque.






Poseen propiedades insecticidas y acaricidas, de esta manera es posible que cumplan la función de conservantes de alimentos, especialmente de las carnes.

Para tratamientos alternativos, como la aromaterapia, en donde se queman esencias o se aplican masajes con los aceites, para provocar un estado de relajación y bienestar general.

Se sugiere guardar, a los aceites esenciales, a temperatura ambiente en frascos de cristal oscuro y cerrados herméticamente, debido a que son altamente sensibles al calor, la luz y la humedad. Como son muy volátiles, una vez utilizados, hay que cerrar perfectamente la tapa y nunca almacenarlos en envases plásticos.

Los aceites esenciales están muy concentrados, por tanto la aplicación no debe hacerse directamente sobre la piel, para evitar irritaciones o quemaduras. Por esa razón, es recomendable consultar a un terapeuta para que realice una prueba de tolerancia. Los aceites esenciales no se ingieren, salvo que lo recete un profesional médico debidamente autorizado.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario