Sanación con Las flores de Raff


Para los que recién se acercan a este tipo de medicina queremos decirles que se administra en gotas una cantidad de veces al día, sin importar demasiado el horario sino la frecuencia. A través de esta Terapia Energética Floral, el consultante ingiere conciencia en cada gota, y al tomar conciencia de las actitudes erróneas heredadas y adoptadas culturalmente, éstas se van disolviendo. Así también sus manifestaciones físicas.

El objetivo se logra cuando el consultante comprende que él es el único responsable de sus propias actitudes mentales y espirituales ante la Vida, es decir, causante de todos sus males pasados, presentes y futuros. En este sentido, las Raff Flowers ayudan a despertar lo que tenemos de bueno, a medida que su energía fortalece esas mismas cualidades internas.Las esencias varían en cantidad de acuerdo al sistema (Raff tiene hasta ahora 114 esencias y un desarrollo de 70 compuestos y siempre se sigue investigando). Se extrae una de cada tipo de flor, que pueden ser silvestres o cultivadas como el ajenjo, la albahaca, el durazno, el pensamiento, etc.
"En pocos años va a producirse una unión entre la alopatía y la medicina espiritual" , pronostica el profesor Raff. "Esta terapia no viene a competir con la medicina tradicional, sino a trabajar en conjunto, paralelamente".

Estas esencias florales son una nueva entrega al mundo. Se encuadran en la Medicina Vibracional como ha sido la Homeopatía y otros espectros florales. En este momento evolutivo de la humanidad, son necesarias estas esencias para equilibrar la energía, ligada a la intuición. Estas flores trabajan en el nivel del Astral superior. El Emocional se ha trabaja en otras medicinas florales, por eso estas esencias son exactamente para este momento evolutivo.

Armonizan desde lo espiritual como base. Este sistema floral trabaja en la integración emocional y espiritual de cada paciente, nunca vamos a tratar la enfermedad sino la desarmonía. La enfermedad es una patología definida por la ciencia y nuestro concepto es que es una fisura en la que los cuerpos energéticos no responden a su Unidad; de esta manera la esencial floral recupera esa armonía trabajando en el alma y no en el cuerpo.

La enfermedad es un camino que sirve para tomar conciencia de las formas equivocadas de actuar del Ser. Que la enfermedad luego retroceda es parte de la toma de consciencia de ese hecho, por lo cual las Flores de Raff, llamadas Esencias Conscientes Energéticas, intervienen exitosamente en este proceso. Estas flores tienen la particularidad de ayudar al Ser a tomar consciencia de lo que vino a hacer a acá, a la Tierra, porque las flores llevan en sí mismas la unión con el Todo, con el Cosmos.

Nosotros hablamos de "Ser", porque pertenece a lo divino, y al tomar las esencias florales se puede tomar contacto con esa chispa, abriendo el camino que luego el paciente estará en condiciones de seguir recorriendo. La Alopatía trata el síntoma pero no la causa. Las Flores de Raff trabajan directamente sobre la causa del desequilibrio físico, mental, emocional y espiritual.

Las flores de Raff y sus usos

  • Agapito: Excesiva autocrítica y autosuficiencia por mala imagen paterna durante la pubertad.
  • Agrias: Dureza consigo mismo. No libera el placer interior. Autorreproche.
  • Aguaribay: Crisis de identidad por falta de visión en la vida y el futuro. Miedo al mundo.
  • Ajenjo: Angustia obsesiva por causas que se generan en el inconsciente.
  • Albahaca: No integración del sexo y el amor en las relaciones.
  • Alcanfor: Pérdida del sentido de estabilidad psico-emocional, por quienes se sienten poseídos por espíritus malignos, en todas sus variantes.
  • Alegría del Hogar: Falta de equilibrio del aspecto masculino de la personalidad o diálogo con el Yo superior.
  • Algarrobo: Idealismo sin sentido práctico. Necesidad de atención. Falta de ensamble con los mayores para alcanzar parte de su sabiduría.
  • Almendro: Inmadurez. Falta de conciencia sobre sí mismo y los propios límites.
  • Aloe: Falta de confianza en sí mismo. Hipersensibilidad a las influencias externas. Automartirio. Sentimientos de suciedad.
  • Alverjilla: Falta de enraizamiento en la comunidad (abulia, desgano). Falta de adaptación a los cambios bruscos.
  • Amapola: Falta de claridad mental. Autocrítica, auto suficiencia severa que lo aísla de la comunidad.
  • Amarilis: Duda sobre la autoestima ante el fracaso. Depresión por causa conocida.
  • Anémona: Celopatía severa por temor a la pérdida del objeto amoroso. Desequilibrio de las energías femeninas y masculinas de la personalidad (compartir).
  • Arnica: Falta de conexión con el ser (yo superior) por causas producidas por shock o trauma. Falta de energía vital (etérica).
  • Aromo: Insatisfacción personal. Refugio en sí mismo. Desconexión con los sentimientos. Desamor y falta de respeto por la vida. Reacciones pasionales.
  • Avellano: Falta de sintonía celestial y del alma; para balancear las cualidades Yin/Yang de la familia.
  • Azalea: Miedo al futuro. Miedo a confrontarlo o vivenciar situaciones, por temor a perder el control.
  • Azalea Rosada: Miedo al futuro. Miedo a poner ideas en acción. Fanatismo que impide ver la realidad.
  • Azucena: Desorientación que no permite completar el proyecto de vida por propia inmadurez. Miedo inconsciente a la muerte. Refugio obsesivo en el trabajo.
  • Banano: Duda interior. Inseguridad para relaciones con los aspectos femeninos-masculino dentro de sí y con la vida. "Ser o no Ser".
  • Brinco: Impulsividad. Impaciencia. Tendencia a la anulación de otros por la rapidez mental
  • Brinco Violeta: Tendencia a la propia anulación por excesivo desequilibrio emocional e intolerancia. Inflexibilidad.
  • Caki: Hipersensibilidad debida a imágenes imaginarias por reflejos de videncias o alucinaciones negativas. Bajos instintos de fuerzas animales. Soltar ideas al mundo sin integración de Cuerpo y Mente. Terror nocturno. Miedo a muerte.
  • Cala: Sombras laterales (bajos instintos). Psiquismo. Mala orientación de la energía sexual.
  • Caléndula: Inconsideración de los mensajes recibidos. Evasión de responsabilidad.
  • Caléndula amarilla: Resentimientos, descontento, insatisfacción por la no comprensión de la propia existencia.
  • Caléndula Naranja: Vileza, maldad interna y externa para ocultar el verdadero yo, por miedo a encontrarse consigo mismo.
  • Camelia: Incapacidad para enfrentar una nueva vida por no poder liberar situaciones kármicas.
  • Campanilla: Evasión de la realidad. Tendencias adictivas.
  • Cardo: Falta de desarrollo de la naturaleza afectuosa. Superagresividad por formas negativas de pensamiento.
  • Ceibo: Aprensión por lo que acontece en el mundo. Negatividad en sí misma (identificación) y falta de integración. Locura por influencias internas.
  • Cerezo: Autodestrucción. Excesiva rigidez moral (inflexibilidad).
  • Ciclamen: Miedo y preocupaciones ocultas, por falta de fe y esperanza. Autocrítica. Culpa.
  • Cineraria: Temor por causas desconocidas. Aislamiento. Negatividad.
  • Ciruelo: Angustia por falta de conexión con la fuente interna.
  • Ciruelo Blanco: Angustias de causas conocidas que se proyectan en el presente debido a la anticipación por miedo al dolor o sufrimiento por viejas experiencias vividas.
  • Clivias: Terror. Pánico.
  • Conejito: Falta de alegría en la expresión (Rostro). Indiferencia a la vida o destino de la vida. Debilidad por duda de la propia fuerza.
  • Copete: Despecho por causas que se remontan al pasado.
  • Coral: Desconexión con la naturaleza (vida de ciudad). Desconfianza. Egoísmo.
  • Corona de Cristo: Falta de equilibrio psicoespiritual para comprender a Dios en casos extremos (rupturas amorosas, muerte de seres queridos, etc.)
  • Corona De Novia: Falta de la expresión de la alegría en el vínculo con los demás.
  • Crisantemo: Falta de control de la emotividad. Depresión maníaca.
  • Dalia: Desbalance energético. Escapismo. Adicción.
  • Damasco: Autodestrucción inmovilizadora por no saber poner límites en el momento preciso.
  • Diente de León: Tensión corporal. Sobreesforzarse en la vida.
  • Duraznillo: Incertidumbre por desajustes ambientales. Pérdida de la fe y coraje.
  • Durazno: Negación o temor de las fuerzas del instinto. Desorden.
  • Echium: Aprensión del cuerpo físico y el mundo. Desánimo material y físico. Tormento mental. Tendencia al escapismo. Sentimientos de suciedad exterior. Odio por celos. Hipersensibilidad debida a debilidad interior.
  • Eringo: Dispersión. Falta de síntesis por utilizar de sobremanera la lógica y el análisis.
  • Eucalipto: Negación de la realidad. Falta de autenticidad.
  • Flox: Hipocondría torturadora. Agotamiento. Desánimo. Exceso de responsabilidad.
  • Fresia: Falta de enraizamiento con la tierra y el sí mismo por desamor maternal en la infancia.
  • Fresno: Falta de visualización interna para activar la innata sabiduría oculta.
  • Frutilla: Tendencia a absorber las emociones de otros. Sensibilidad mal canalizada (hacia la angustia). Falta de caridad.
  • Fucsia: Falta de calma emocional por debilidad de la voluntad. Ignorancia de los poderes del Alma.
  • Gazania: Falta de acción para movilizar la voluntad de expresar el deseo personal, por temores adquiridos en la infancia.
  • Girasol: Falta de equilibrio de las fuerzas del ego. Conflictos con la parte paterna. Falta de equilibrio en las energías del dar y recibir (Yin-Yang).
  • Gladiolo: Falta de dirección en la vida por la no aceptación del propio destino. Miedo a la vida (vago no razonado). Falta de activación de ideales elevados.
  • Granada: Desequilibrio de los aspectos Yin-Yang de la personalidad interior.
  • Helecho: Falta de perdón a los mayores, por la irracionalidad e Interrupción del crecimiento psicoespirituales que conduce a adultez prematura.
  • Hortensia: Abandonarse por influjo de los hábitos paternos. Alcoholismo por exageración.
  • Jazmín: Ansiedad por seguridad de sí mismo. Masculinidad excesiva. Inhibición emocional.
  • Jazmín Azul: Excesiva inhibición y timidez. Falta de coraje en la expresión.
  • Kalanchoe: Falta de claridad del pensamiento por sentir que la vida está en contra. Odio a sí mismo.
  • Lantana Amarilla: Falta de esperanza. Vida errática.
  • Lantana Bicolor: Desproporción en la evaluación de los hechos o situaciones. Aprehensión.
  • Lapacho: Falta de habilidad para compartir. Falta de confianza cuando uno se siente doblado por un peso. Depresión por pena o amar demasiado. Desesperación extrema. Miedo al miedo. Estar muriendo por pena o pesados sentimientos.
  • Laurel: Falta de sensibilidad en el vínculo. Gran frustración.
  • Lavanda: Desunión del Ser con la personalidad. Enfermedades psicosomáticas.
  • Lechuga Azul: Involuntad de la vida o indiferencia a la misma.Resentimiento consigo mismo. No soltar la protección maternal. Futuro impuesto por otros. Ideas de abuso, abandono y divorcio.
  • Lila: Falta de un cables a tierra. Miedos por inseguridad.
  • Limón: Es el remedio para la purificación física y debilidad mental.
  • Lino: Irreflexión. Rigidez mental. Descontento. Tensión corporal.
  • Lirio: Sentimientos de desamor desde la figura materna. Conflictos maternos o con otra figura femenina. Falta de receptividad amor humano de madre a hijo.
  • Lobella: Falta de autoaceptación y desconocimiento de los valores internos por excesivo dolor.
  • Macetilla: Falta de liberación del ser por excesivo temor. Miedo a las enfermedades
  • Magnolia: Remedios para los que viven presagiando desgracias a los demás y toman la vida con aprensión. Egocentrismo.
  • Maíz: Falta de relación espiritual con la tie-rra. Excesivo estrés producido por grandes ambientes o multitudes. Falta de proy ecto a largo plazo. Dolencias psicosomáticas por falta de aceptación de las mitades femenino-masculinas de Nostalgia. Culpa de errore pasados. Depresión.
  • Mandarina: Cinismo (apatía) en la adolescencia. Falta de creatividad femenina (aspectos del sí mismo). Hipersensibilidad debid fuertes influencias. Impulsos conscientes a lo que otros digan. Falta de rapidez mental o en el estudio. Negación de sí mismo.
  • Manzano Silvestre: Falta de desprendimiento de viejas ataduras que adormecen la felicidad, por excesiva lógica.
  • Margarita Amarilla: Falta de comprensión arquetípica que englobe ideas y perspectivas diferentes.
  • Margarita Blanca: Dispersión.MarimoniaVacilación. Incertidumbre. Indecisión.
  • Menta: Falta de aclaración a nivel consciente de viejos arquetipos traumáticos y/o mandatos que frenan la evolución.
  • Naranjo: Tensión emocional en el subconsciente.
  • Narciso: Excesivo amor a sí mismo.
  • Nardo: Falta de ubicación interna con respecto a la cooperación y amor a lo viviente.
  • Nemecia: Miedo a lo conocido.
  • Níspero: Intrascendencia por falta de liberación de la energía del corazón, a través de la sexualidad.
  • Nogal Americano: Obsesión religiosa por falta de claridad en sí mismo. Sentimientos de imperfección.
  • Olivo: Falta de fuerza por luchas cotidianas. Agotamiento. Fatiga.
  • Ombú: Desapego. Apego a la madre. Rigidez estructural. Falta de adaptación, calma y serenidad. Personas aferradas a tradicione lo que les impide abrir la mentalidad.
  • Orégano: Falta de claridad del subconsciente. Nerviosismo por falta de espiritualidad.
  • Palta: Inestabilidad emocional y afectiva. Falta de ritmo energético (felicidad) para el pulso correcto de la unidad Hipertensión energética.
  • Pasionaria: Histeria. Insomnio. Dolores de cabeza (por nervios). Falta de sintonía con el nexo espiritual o Conciencia Crítica vida diaria. Falta de conexión con las cosas diarias por frenesí religioso.
  • Pensamiento: Supresión del pensamiento positivo por introspección excesiva y preocupaciones extremas.
  • Pensamiento Amarillo: Supresión del pensamiento positivo por insatisfacción, descontento, odio, codicia y vanidad.
  • Pensamiento Rojo: Supresión del pensamiento positivo por excesiva lógica. Amargura interior.
  • Pensamiento Violeta: Supresión del pensamiento positivo por desbalance afectivo y emocional. Vacilación.
  • Pera: Remedio para la armonía grupal. Curación espiritual. Claridad y meditación.
  • Petunia: Inconducta por falta de valores internos. Desconocimiento de las prioridades.
  • Pino Elliotti: Falta de ubicación en el espacio interno y externo.
  • Plumillo: Retraimiento por sentimientos de exclusividad. Autosuficiencia. Orgullo.
  • Pomelo: Remedio para la actualización de sí mismo (enfermedades psicosomáticas).
  • Rayito de Sol: Falta de paz interior y armonía espiritual.
  • Romero: Falta de paz consigo mismo. Enojo como hábito cotidiano.
  • Rosa Amarilla: Falta de aceptación del prójimo y autovaloración en la misión.
  • Rosa Blanca: Incapacidad de entrega total a la vida. Infelicidad por falta de liberación del amor.
  • Rosa China: Falta de paz interna. Ideas obsesivas que identifican los falsos egos.
  • Rosa de Té: Falta de caridad y amor al prójimo. Dureza interior. Falta de humildad para ver al semejante tal cual es.
  • Rosa Multiflora: Falta de cierre de viejas heridas Kármicas.
  • Rosa Rosa: Falta de buena comunicación con el otro por miedos sentimentales.
  • Ruda: Miedo de origen conocido. Pensamientos persistentes. Tortura mental. Melancolía severa.
  • Salvia: Falta de dinamismo psico-espiritual. Incomprensión de la lección como experiencia de vida.
  • San Vicente: Excesivo orgullo y falta de claridad en la visión. Falta de conexión física y espiritual. Desenfreno y vanidad.
  • Santa Lucía: Miedo a la realidad. Falta de visión interna.
  • Saponaria: Competencia para creerse más que los demás. Falta de alegría (significado) por necesidades emocionales desde el cuerpo físico.
  • Sauce: Autocompasión. Aislamiento por falta de expresión del dolor interno.
  • Thuja: Falta de desprogramación de viejos arquetipos del cuerpo mental.
  • Tilo: Apego excesivo a esos seres queridos perjudiciales (bajo mundo). Miedo a la propia muerte.
  • Tomillo: Excesiva racionalidad ante la reestimulación de situaciones negativas vividas en el pasado trasladándolas al presente. Falta de conexión con dimensiones superiores.
  • Trompeta: Ambivalencias por falta de amor materno desde la infancia. Temor a expresarse por timidez.
  • Zarzamora: Falta de poder creativo con fuerzas futuras o motivación del futuro. Falta de motivación en el mundo a poner las ideas en acción.
  • Zinia: Falta de humor. Seriedad excesiva.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Quiero comprar las Flores de Raff en España. ¿Quien las vende?
Ya las utilizo desde unos veinte años, pero siempre me las mandan desde Argentina...
Si alguien me puede ayudar...
¡Muchas gracias!!
drago.edson@gmail.com

PARTICIPAR EN ESTE BLOG