Herbología y plantas Medicinales


Las plantas medicinales son todas aquellas plantas que contienen en alguno de sus órganos principios activos, los cuales, administrados en dosís suficientes, producen efectos curativos.

Los principios activos pueden ser de sustancias simples (como alcaoide) o bien mezclas complejas (resinas, aceites esenciales). Los compuestos más comunes son los azúcares y heterósidos, que pueden ser glucócidos, galáctosidos, etc.

Paracelso, el famoso médico y naturalista suizo del siglo XVI decía: "Los prados y las colinas son las mejores farmacias; Hoy el acceso a los prados y colinas es más dificíl, y ní estos tienen ya la riqueza farmacéutica que poseían antes, pero nosotras con amor y paciencia podemos reproducirla a una pequeña escala en nuestros hogares. Muchas dolencias y enfermedades las podemos tratar en nuestros hogares con plantas medicinales, siempre y cuando las utilizemos moderadamente y con un criterio responsabla y maduro claro esta.
 

Recolección:


Las plantas que recolectemos o cultivemos deberemos reconocerlas por su aspecto, el color de sus flores, la forma de sus hojas, su aroma, etc. También deberemos conocer sus cualidades y características. Deberán saber para que podrán utilizarlas y para que no deberán.


Les recomiendo que no utilizen aquellas plantas que se encuentran cerca de lugares muy transitados ya sea por personas, vehiculos, animales, etc.

Es importante tener en cuenta que parte de la planta debemos utilizar, ya sean las semillas, las hojas, el tallo o la planta completa. Un buen truco para recolectar las mejores plantas es que las que tienen las hojas mas brillosas de color verde y las flores abiertas son las listas. Es cuestión de constancia y experiencia.

Recuerden recolectar solo aquellas que vayan a necesitas y pedirles disculpas y gracias a la planta, también deberían explicarle para que la van a necesitar. Recuerden tomarlas cuando el rocío del agua haya desaparecido, nunca las recolecten húmedas ni tampoco cuando haya mucho calor.
 

Secado:


Primeramente el proceso de secado deberá ser en un lugar oscuro, aireado y con poca humedad ( yo lo hago en el ático de la casa ). Nunca sequen la planta directamente al sol, luz o calor artificial. El método de secado más simple es hacer en ramillete con cada tipo de hierba por separado; se hatan suevemente y flojamente por los tallos para que pueda circular el aire.

Otro método es colocar las ramitas de hierbas uniformemente sobre bandejas, tapas de cajas, prensas de hojas o simplemente hojas de papel. Se deberán mover para girarlas cada día o medio día. Recuerden el nombre de las plantas que estan secando, para evitar confuciones; personalmente yo pongo un pequeño "letrero" con una hoja en la pared con el nombre de cual es cual.


El tiempo de secado de hojas y flores es aproximadamente de una semana Una vez secas deberán guardarlas en bolsas de papel o en frascos de vidrio como lo hago personalmente. Ya envasado deberán ponerle una etiqueta al envase donde describa el nombre de la planta, su dolencia, para que sirve y la fecha. Cada cierto tiempo deberán revisar sus envases para asegurarse de que esten en buen estado, de véz en cuando deberán limpiar los envases, evitar la humedad y los hongos, y si estan en mal estado deberán eliminar el contenido, secar nuevas plantas y reetiquetar el envase. Así las plantas se pueden guardar por todo un año. Personalmente o chequeo mis envases todos los meses.
 

Tisanas:


Una infusión consiste en un proceso idea para obtener las tisanas de las partes más delicadas de las plantas medicinales (hojas, flores, sumidades y tallos tiernos); con la infusión se extraen grandes cantidades de sustancias activas con una mínima alteración de su estructua química, por lo cual se conserva al máximo sus propiedades.
 

Preparación:


Primero colocamos la parte de la planta que vayamos a utilizar en una loza, porcelana o barro dedicado solo a esto, luego vierten el agua hervida sobre la planta en el envase y lo tapan de 10 a 20 minutos para que se conserven sus esencias volátiles; luego la colocamos en nuestro colador o paño limpio y bebemos el "jugo" extraído, aquellos que sufren de no pasar un "mal sabor" por su boca, pueden endulzarlo ya sea con azúcar o miel de abeja.
 

Decocción:


Se utliliza para obtener tisanas de las partes más duras de las plantas, como las raíces, rizomas, corteza, etc.
 

Preparación:


Colocamos la parte de la planta en nuestro recipiente especial, vertemos agua FRIA y lo llevamos a fuego lento y bajo hasta que hierba por unos 3 a 5 minutos como máximo. Dejen reposarlo un poco, luego cuélenlo y estará listo para beber.
 

Maceración:


Consiste en extraer los principios activos de las plantas medicinales a temperatura ambiente "remojarlas" en agua, alcohol potable, aceite de oliva, de maravilla o de maíz, alcohol de 95° (este ultimo solo para uso externo).
 

Preparación:


Picamos la parte de la planta que vayamos a usar, la colocamos en nuestro envase de vidrio (oscuro es recomendable), vierten el líquido que vayan a usar; etiquetan el frasco con el nombre de la lpanta, el liquído y la fecha y lo colocan en un lugar oscuro lejos del calor por unos 5 a 15 días. Ya luego del tiempo filtran la hierba que han usado y envasa y etiquetan nuevamente con su dolencia, nombre y fecha.
 

Dosificación de las tisanas:


En general las plantas medicinales no requieren una dosificación extricta como un producto químico, sin embargo podemos recomendar 20 a 30 gramos de planta seca por litro de agua en infusiones; y 30 a 50 gramos de planta por litro de agua en las decocciones.
Los adultos toman 4 tazas diarias y los niños 2, repartidas a lo largo del dia.

1 comentario:

  1. Muy buen aporte. La implementación de medicamentos naturales para tratar todo tipo de enfermedades cada día gana más adeptos. La ausencia de efectos secundarios, pero sobre todo la gran eficacia de la medicina natural han popularizado el trabajo el neurópata profesional.

    ResponderEliminar