Qué es un Cristal personal

Un cristal personal es el que nos acompaña durante todo el día, incluso podemos dormir con él, colocándolo debajo de la almohada. Él nos protege, nos ayuda en lo que necesitemos, ( por supuesto no a conseguir un coche, por ejemplo, así por las buenas ). De cualquier manera, aunque pueden ayudarnos en el terreno material, están mucho más predispuestos a hacerlo en el campo o desarrollo espiritual. También se utilizan en gemoterapia (curación por los cristales) para eliminar emociones equivocadas, luchar contra el desasosiego y tratar otros desequilibrios del cuerpo. Pueden acompañarnos en nuestra labor cotidiana o durante el parto, infundiendo siempre más fuerza de la habitual; también en ceremonias rituales o en el entorno de plantas, animales y niños necesitados de equilibrio y salud.

Sin embargo, el poder de los cristales no debe sobrevalorarse. Son partícipes esenciales de la Nueva Era; pero pueden y deben utilizarse de acuerdo con una metodología específica y persiguiendo determinados objetivos.

Las enseñanzas del uso de los cristales van dirigidas a todos; todos sabremos aplicarlas, siempre y cuando nuestra intuición nos encamine hacia este tipo de información. Conviene que seamos prudentes a la hora de utilizar el poder de cristales y piedras. Se trata de una ciencia que la humanidad recobra tras miles de años en que nada supo de ella. Si las intenciones no son humanitariamente puras, los efectos mágicos pueden actuar con severidad contra quienes tuvieran intenciones falsas e interesadas.

Los cristales y las piedras son parte de una transformación planetaria en la que todos participamos. Si prevalecen la ética y la conciencia, todos podremos elegir libremente entre los diversos métodos de aplicación de su poder.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG