Las flores de Raff y sus usos

Las flores de Raff


  • Agapito: Excesiva autocrítica y autosuficiencia por mala imagen paterna durante la pubertad.
  • Agrias: Dureza consigo mismo. No libera el placer interior. Autorreproche.
  • Aguaribay: Crisis de identidad por falta de visión en la vida y el futuro. Miedo al mundo.
  • Ajenjo: Angustia obsesiva por causas que se generan en el inconsciente.
  • Albahaca: No integración del sexo y el amor en las relaciones.
  • Alcanfor: Pérdida del sentido de estabilidad psico-emocional, por quienes se sienten poseídos por espíritus malignos, en todas sus variantes.
  • Alegría del Hogar: Falta de equilibrio del aspecto masculino de la personalidad o diálogo con el Yo superior.
  • Algarrobo: Idealismo sin sentido práctico. Necesidad de atención. Falta de ensamble con los mayores para alcanzar parte de su sabiduría.
  • Almendro: Inmadurez. Falta de conciencia sobre sí mismo y los propios límites.
  • Aloe: Falta de confianza en sí mismo. Hipersensibilidad a las influencias externas. Automartirio. Sentimientos de suciedad.
  • Alverjilla: Falta de enraizamiento en la comunidad (abulia, desgano). Falta de adaptación a los cambios bruscos.
  • Amapola: Falta de claridad mental. Autocrítica, auto suficiencia severa que lo aísla de la comunidad.
  • Amarilis: Duda sobre la autoestima ante el fracaso. Depresión por causa conocida.
  • Anémona: Celopatía severa por temor a la pérdida del objeto amoroso. Desequilibrio de las energías femeninas y masculinas de la personalidad (compartir).
  • Arnica: Falta de conexión con el ser (yo superior) por causas producidas por shock o trauma. Falta de energía vital (etérica).
  • Aromo: Insatisfacción personal. Refugio en sí mismo. Desconexión con los sentimientos. Desamor y falta de respeto por la vida. Reacciones pasionales.
  • Avellano: Falta de sintonía celestial y del alma; para balancear las cualidades Yin/Yang de la familia.
  • Azalea: Miedo al futuro. Miedo a confrontarlo o vivenciar situaciones, por temor a perder el control.
  • Azalea Rosada: Miedo al futuro. Miedo a poner ideas en acción. Fanatismo que impide ver la realidad.
  • Azucena: Desorientación que no permite completar el proyecto de vida por propia inmadurez. Miedo inconsciente a la muerte. Refugio obsesivo en el trabajo.
  • Banano: Duda interior. Inseguridad para relaciones con los aspectos femeninos-masculino dentro de sí y con la vida. "Ser o no Ser".
  • Brinco: Impulsividad. Impaciencia. Tendencia a la anulación de otros por la rapidez mental
  • Brinco Violeta: Tendencia a la propia anulación por excesivo desequilibrio emocional e intolerancia. Inflexibilidad.
  • Caki: Hipersensibilidad debida a imágenes imaginarias por reflejos de videncias o alucinaciones negativas. Bajos instintos de fuerzas animales. Soltar ideas al mundo sin integración de Cuerpo y Mente. Terror nocturno. Miedo a muerte.
  • Cala: Sombras laterales (bajos instintos). Psiquismo. Mala orientación de la energía sexual.
  • Caléndula: Inconsideración de los mensajes recibidos. Evasión de responsabilidad.
  • Caléndula amarilla: Resentimientos, descontento, insatisfacción por la no comprensión de la propia existencia.
  • Caléndula Naranja: Vileza, maldad interna y externa para ocultar el verdadero yo, por miedo a encontrarse consigo mismo.
  • Camelia: Incapacidad para enfrentar una nueva vida por no poder liberar situaciones kármicas.
  • Campanilla: Evasión de la realidad. Tendencias adictivas.
  • Cardo: Falta de desarrollo de la naturaleza afectuosa. Superagresividad por formas negativas de pensamiento.
  • Ceibo: Aprensión por lo que acontece en el mundo. Negatividad en sí misma (identificación) y falta de integración. Locura por influencias internas.
  • Cerezo: Autodestrucción. Excesiva rigidez moral (inflexibilidad).
  • Ciclamen: Miedo y preocupaciones ocultas, por falta de fe y esperanza. Autocrítica. Culpa.
  • Cineraria: Temor por causas desconocidas. Aislamiento. Negatividad.
  • Ciruelo: Angustia por falta de conexión con la fuente interna.
  • Ciruelo Blanco: Angustias de causas conocidas que se proyectan en el presente debido a la anticipación por miedo al dolor o sufrimiento por viejas experiencias vividas.
  • Clivias: Terror. Pánico.
  • Conejito: Falta de alegría en la expresión (Rostro). Indiferencia a la vida o destino de la vida. Debilidad por duda de la propia fuerza.
  • Copete: Despecho por causas que se remontan al pasado.
  • Coral: Desconexión con la naturaleza (vida de ciudad). Desconfianza. Egoísmo.
  • Corona de Cristo: Falta de equilibrio psicoespiritual para comprender a Dios en casos extremos (rupturas amorosas, muerte de seres queridos, etc.)
  • Corona De Novia: Falta de la expresión de la alegría en el vínculo con los demás.
  • Crisantemo: Falta de control de la emotividad. Depresión maníaca.
  • Dalia: Desbalance energético. Escapismo. Adicción.
  • Damasco: Autodestrucción inmovilizadora por no saber poner límites en el momento preciso.
  • Diente de León: Tensión corporal. Sobreesforzarse en la vida.
  • Duraznillo: Incertidumbre por desajustes ambientales. Pérdida de la fe y coraje.
  • Durazno: Negación o temor de las fuerzas del instinto. Desorden.
  • Echium: Aprensión del cuerpo físico y el mundo. Desánimo material y físico. Tormento mental. Tendencia al escapismo. Sentimientos de suciedad exterior. Odio por celos. Hipersensibilidad debida a debilidad interior.
  • Eringo: Dispersión. Falta de síntesis por utilizar de sobremanera la lógica y el análisis.
  • Eucalipto: Negación de la realidad. Falta de autenticidad.
  • Flox: Hipocondría torturadora. Agotamiento. Desánimo. Exceso de responsabilidad.
  • Fresia: Falta de enraizamiento con la tierra y el sí mismo por desamor maternal en la infancia.
  • Fresno: Falta de visualización interna para activar la innata sabiduría oculta.
  • Frutilla: Tendencia a absorber las emociones de otros. Sensibilidad mal canalizada (hacia la angustia). Falta de caridad.
  • Fucsia: Falta de calma emocional por debilidad de la voluntad. Ignorancia de los poderes del Alma.
  • Gazania: Falta de acción para movilizar la voluntad de expresar el deseo personal, por temores adquiridos en la infancia.
  • Girasol: Falta de equilibrio de las fuerzas del ego. Conflictos con la parte paterna. Falta de equilibrio en las energías del dar y recibir (Yin-Yang).
  • Gladiolo: Falta de dirección en la vida por la no aceptación del propio destino. Miedo a la vida (vago no razonado). Falta de activación de ideales elevados.
  • Granada: Desequilibrio de los aspectos Yin-Yang de la personalidad interior.
  • Helecho: Falta de perdón a los mayores, por la irracionalidad e Interrupción del crecimiento psicoespirituales que conduce a adultez prematura.
  • Hortensia: Abandonarse por influjo de los hábitos paternos. Alcoholismo por exageración.
  • Jazmín: Ansiedad por seguridad de sí mismo. Masculinidad excesiva. Inhibición emocional.
  • Jazmín Azul: Excesiva inhibición y timidez. Falta de coraje en la expresión.
  • Kalanchoe: Falta de claridad del pensamiento por sentir que la vida está en contra. Odio a sí mismo.
  • Lantana Amarilla: Falta de esperanza. Vida errática.
  • Lantana Bicolor: Desproporción en la evaluación de los hechos o situaciones. Aprehensión.
  • Lapacho: Falta de habilidad para compartir. Falta de confianza cuando uno se siente doblado por un peso. Depresión por pena o amar demasiado. Desesperación extrema. Miedo al miedo. Estar muriendo por pena o pesados sentimientos.
  • Laurel: Falta de sensibilidad en el vínculo. Gran frustración.
  • Lavanda: Desunión del Ser con la personalidad. Enfermedades psicosomáticas.
  • Lechuga Azul: Involuntad de la vida o indiferencia a la misma.Resentimiento consigo mismo. No soltar la protección maternal. Futuro impuesto por otros. Ideas de abuso, abandono y divorcio.
  • Lila: Falta de un cables a tierra. Miedos por inseguridad.
  • Limón: Es el remedio para la purificación física y debilidad mental.
  • Lino: Irreflexión. Rigidez mental. Descontento. Tensión corporal.
  • Lirio: Sentimientos de desamor desde la figura materna. Conflictos maternos o con otra figura femenina. Falta de receptividad amor humano de madre a hijo.
  • Lobella: Falta de autoaceptación y desconocimiento de los valores internos por excesivo dolor.
  • Macetilla: Falta de liberación del ser por excesivo temor. Miedo a las enfermedades
  • Magnolia: Remedios para los que viven presagiando desgracias a los demás y toman la vida con aprensión. Egocentrismo.
  • Maíz: Falta de relación espiritual con la tie-rra. Excesivo estrés producido por grandes ambientes o multitudes. Falta de proy ecto a largo plazo. Dolencias psicosomáticas por falta de aceptación de las mitades femenino-masculinas de Nostalgia. Culpa de errore pasados. Depresión.
  • Mandarina: Cinismo (apatía) en la adolescencia. Falta de creatividad femenina (aspectos del sí mismo). Hipersensibilidad debid fuertes influencias. Impulsos conscientes a lo que otros digan. Falta de rapidez mental o en el estudio. Negación de sí mismo.
  • Manzano Silvestre: Falta de desprendimiento de viejas ataduras que adormecen la felicidad, por excesiva lógica.
  • Margarita Amarilla: Falta de comprensión arquetípica que englobe ideas y perspectivas diferentes.
  • Margarita Blanca: Dispersión.MarimoniaVacilación. Incertidumbre. Indecisión.
  • Menta: Falta de aclaración a nivel consciente de viejos arquetipos traumáticos y/o mandatos que frenan la evolución.
  • Naranjo: Tensión emocional en el subconsciente.
  • Narciso: Excesivo amor a sí mismo.
  • Nardo: Falta de ubicación interna con respecto a la cooperación y amor a lo viviente.
  • Nemecia: Miedo a lo conocido.
  • Níspero: Intrascendencia por falta de liberación de la energía del corazón, a través de la sexualidad.
  • Nogal Americano: Obsesión religiosa por falta de claridad en sí mismo. Sentimientos de imperfección.
  • Olivo: Falta de fuerza por luchas cotidianas. Agotamiento. Fatiga.
  • Ombú: Desapego. Apego a la madre. Rigidez estructural. Falta de adaptación, calma y serenidad. Personas aferradas a tradicione lo que les impide abrir la mentalidad.
  • Orégano: Falta de claridad del subconsciente. Nerviosismo por falta de espiritualidad.
  • Palta: Inestabilidad emocional y afectiva. Falta de ritmo energético (felicidad) para el pulso correcto de la unidad Hipertensión energética.
  • Pasionaria: Histeria. Insomnio. Dolores de cabeza (por nervios). Falta de sintonía con el nexo espiritual o Conciencia Crítica vida diaria. Falta de conexión con las cosas diarias por frenesí religioso.
  • Pensamiento: Supresión del pensamiento positivo por introspección excesiva y preocupaciones extremas.
  • Pensamiento Amarillo: Supresión del pensamiento positivo por insatisfacción, descontento, odio, codicia y vanidad.
  • Pensamiento Rojo: Supresión del pensamiento positivo por excesiva lógica. Amargura interior.
  • Pensamiento Violeta: Supresión del pensamiento positivo por desbalance afectivo y emocional. Vacilación.
  • Pera: Remedio para la armonía grupal. Curación espiritual. Claridad y meditación.
  • Petunia: Inconducta por falta de valores internos. Desconocimiento de las prioridades.
  • Pino Elliotti: Falta de ubicación en el espacio interno y externo.
  • Plumillo: Retraimiento por sentimientos de exclusividad. Autosuficiencia. Orgullo.
  • Pomelo: Remedio para la actualización de sí mismo (enfermedades psicosomáticas).
  • Rayito de Sol: Falta de paz interior y armonía espiritual.
  • Romero: Falta de paz consigo mismo. Enojo como hábito cotidiano.
  • Rosa Amarilla: Falta de aceptación del prójimo y autovaloración en la misión.
  • Rosa Blanca: Incapacidad de entrega total a la vida. Infelicidad por falta de liberación del amor.
  • Rosa China: Falta de paz interna. Ideas obsesivas que identifican los falsos egos.
  • Rosa de Té: Falta de caridad y amor al prójimo. Dureza interior. Falta de humildad para ver al semejante tal cual es.
  • Rosa Multiflora: Falta de cierre de viejas heridas Kármicas.
  • Rosa Rosa: Falta de buena comunicación con el otro por miedos sentimentales.
  • Ruda: Miedo de origen conocido. Pensamientos persistentes. Tortura mental. Melancolía severa.
  • Salvia: Falta de dinamismo psico-espiritual. Incomprensión de la lección como experiencia de vida.
  • San Vicente: Excesivo orgullo y falta de claridad en la visión. Falta de conexión física y espiritual. Desenfreno y vanidad.
  • Santa Lucía: Miedo a la realidad. Falta de visión interna.
  • Saponaria: Competencia para creerse más que los demás. Falta de alegría (significado) por necesidades emocionales desde el cuerpo físico.
  • Sauce: Autocompasión. Aislamiento por falta de expresión del dolor interno.
  • Thuja: Falta de desprogramación de viejos arquetipos del cuerpo mental.
  • Tilo: Apego excesivo a esos seres queridos perjudiciales (bajo mundo). Miedo a la propia muerte.
  • Tomillo: Excesiva racionalidad ante la reestimulación de situaciones negativas vividas en el pasado trasladándolas al presente. Falta de conexión con dimensiones superiores.
  • Trompeta: Ambivalencias por falta de amor materno desde la infancia. Temor a expresarse por timidez.
  • Zarzamora: Falta de poder creativo con fuerzas futuras o motivación del futuro. Falta de motivación en el mundo a poner las ideas en acción.
  • Zinia: Falta de humor. Seriedad excesiva.

PARTICIPAR EN ESTE BLOG