La Magia de las Piedras Azules

El azul es refrescante y tranquilizador. Las personas con un color azul claro en sus auras emocionales son artísticas, creativas y orientadas espiritualmente. Son amigas y amantes leales y sinceras, expresan una gran vehemencia en sus relaciones. Confían en sí mismas y dependen de sí mismas, cualidades que varían según la intensidad del color.Un azul más fuerte supone un desarrollo más intenso de esas cualidades. La falta de claridad en los azules puede significar entrega egoísta, espiritual o en las relaciones.Las gemas azules se usan para enfriar, para las inflamaciones, infecciones e hinchazones, contra irritaciones de garganta, quemaduras y fiebre.El azul es un antídoto contra el exceso de rojo, naranja o amarillo en los chacras inferiores.

Es BUENO para:

Es MALO para:

Hipertiroidismo, problemas de garganta y de oído, inflamaciones, quemaduras, irritaciones de la piel, fiebre, estrés, tensiones en general, problemas dentales o de encías, acidez de estómago, nerviosismo, cólicos nerviosos, dolores de espalda, hemorroides, presión alta a causa de las tensiones, infecciones vaginales, estados de excitación o de violencia, hiperactividad y la agresividad.
También es muy bueno para salir de un "mal viaje" (en este caso es mucho más eficaz cuando se utiliza en el tercer ojo o sexto chacra), así como para ayudar a que los pensamientos se transformen en palabras, para desarrollar las aptitudes artísticas y combatir la arrogancia (a menudo provocada por la inseguridad de no saber cómo expresarse correctamente).
En general, el azul puede ser considerado como un antídoto o calmante para todos aquellos estados con un exceso de rojo.
Todos los estados que podamos considerar como "anti-rojos", es decir, para aquellos estados en los que existe una falta de iniciativa o de activación, tales como los resfriados, la parálisis, la mala circulación, el desánimo, el agotamiento físico, la depresión, etc...


Entre las más piedras más importantes están: la Turquesa, Aguamarina, Crisócola, Lapislázuli, Turmalina azul...

Turquesa

  • Ejercita la capacidad de expresión, comunicación externa e interna.
  • Absorbe los pensamientos y sentimientos negativos que circulan en torno a la persona que la lleva.
  • Su color se modifica si la lleva una persona enferma o expuesta a una desdicha inminente.- Tiene grandes poderes curativos por su alto contenido en cobre.
  • Actúa con eficacia en casos de problemas cardíacos, pulmonares, respiratorios y de dolores de nuca.
  • Excelente para la vista y los ojos.

Aguamarina

  • Su influencia es sutil pero de larga duración.
  • Sus vibraciones estabilizan nuestra emotividad y equilibran nuestras actividades físicas y mentales.
  • Piedra purificadora, para limpiar la garganta de todos los pensamientos impuros no formulados que se encuentran allí bloqueados.
  • Nos ayuda a conservar la pureza y la inocencia del corazón y el espíritu.
  • Muy eficaz para reglar las perturbaciones de la garganta, las mandíbulas y las glándulas.
  • También muy buena para el tratamiento de los dolores de origen nervioso y de las enfermedades que afectan la nuca y los dientes.

Lapislázuli

  • Purifica el cuerpo entero.
  • Descongestiona toda la región de la garganta.
  • Actúa con eficacia en los casos de hinchazón, escozor, inflamación, erupciones, fiebre, presión sanguínea insuficiente y menstruaciones dolorosas.
  • Combate las depresiones y los dolores de cabeza de origen nervioso.
  • Impulsa a nuestro " yo " a cobrar conciencia de su naturaleza inmortal.

CRISÓCOLA

  • Contiene energías poderosas y a la vez serenas.
  • Es la piedra de la feminidad, del agua, del invierno y la luna.
  • Alude al mundo de las emociones y de la fuerza Yin.
  • Irradia la esencia de la compasión, paciencia, bondad, tolerancia y humildad.
  • Ideal para tratar las molestias de la mujer. Especialmente beneficiosa para trastornos ligados a la menstruación, ya que equilibra las hormonas que regulan el ciclo.
  • Buena para utilizar en casos de aborto o de histerectomía.
  • Ayuda durante el embarazo y el parto.
  • Proporciona equilibrio emocional.
  • Calma el dolor, la pena y reduce la agresividad, infundiendo paz, comprensión y olvido.
  • Aporta paz a la mente y al corazón.
  • Es la piedra de la paz, pues inicia en la calma interior, proyectando esa energía en el mundo entero, por medio de sentimientos, pensamientos y palabras que descubren su poderío.
  • Buena contra la fiebre, quemaduras y nervios.
  • Aplicada sobre la garganta alivia y sana el desequilibrio tiroidal, los trastornos de la voz, molestias de la garganta o tensiones en el cuello y los hombros.
  • Aplicada en el tercer ojo, hace de puente entre el estado de conciencia habitual y estados superiores que de otro modo sólo se manifestarían al cabo de varios años de disciplina y control mental.
  • Integra la conciencia cósmica en el estado de conciencia cotidiano.

Turmalina Azul

  • Transmite un rayo azul de la paz más poderoso que el de cualquiera otra piedra, canaliza corrientes de energía positiva.
  • Pueden emplearse como generadores en el aura, en procesos curativos, para ayudar a disolver los bloqueos mentales y emocionales.
  • Serena las mentes agitadas, calma la ira y anima al corazón triste.
  • Muy buena para cantantes, oradores y canalizadores.
  • Efectiva contra dolores de garganta crónicos, problemas de tiroides, impedimentos oratorios y dificultades de este chacra.
  • Canaliza la paz curativa y, a la vez, estimula, fortalece y dinamiza.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG