Los Usos Mágicos del Ágata Dendrítica

Ágata Dendrítica

Suele ser pequeña y redondeada de colores claros, marrón o verde, transparente y con marcas parecidas a ramas y/o helechos.

Se encuentra sobre todo en: Brasil, Estados Unidos, India, Islandia, Marruecos, República Checa.

Cristal muy estable que sirve para centrar energías en todos los ámbitos del ser, aportando un gran equilibrio.

Saca a la luz información oculta, armoniza energías positivas y negativas (Yin y Yang), calma y alivia suavemente, también es un poderoso limpiador a nivel físico y emocional.

El Ágata Dendrítica está muy vinculada con el Reino Vegetal, por lo cual atrae abundancia a todas la áreas de la vida, potenciando el crecimiento de cosechas y salud a las plantas, también potencia la conexión con la tierra.

Este cristal funciona con lentitud y eficacia en el tiempo.

Vinculada con órganos y/o sistemas corporales con “ramificaciones”, trata desordenes del sistema sanguíneo, linfático, nervioso, y esquelético (alineando este último con la realidad física).

Sana el sistema nervioso, neuralgias, degeneración capilar, sistema circulatorio.

Genera un entorno pacífico a nivel interno y externo, animando a disfrutar cada momento.

Anima a ver los problemas como retos para el crecimiento personal.

Aporta estabilidad y capacidad de centrarse en momentos difíciles de confusión o tensión,

Capacita los chakras para integrar la conciencia superior y ayuda a mantener la conexión con tus raíces durante tu crecimiento.

Estabiliza los vórtices energéticos terrestres, y ayuda a superar la geopatía de algunas líneas telúricas , por lo cual es útil para sanar plantas, e incluso a la propia tierra.

Es recomendable llevarla puesta durante largos periodos de tiempo para que todas sus propiedades puedan desarrollarse plenamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario