purificacion de los cristales

Ya sea un cristal que has comprado tú o te han regalado, ya sea un cristal que has estado utilizando, cada cierto tiempo debes limpiarlo de las energías que se puedan haber quedado impregnadas en él.
Este paso es especialmente importante cuando recibimos por primera vez un cristal, puesto que no sabemos exactamente con quién ha estado en contacto y de qué energías puede estar impregnado.
Para ello puedes recurrir a los tres elementos clave. Escoge aquel método con el cual te sientas más identificado:
Por agua: es uno de los métodos más conocidos y utilizados. Se trata de llenar un vaso de cristal con agua y un puñado de sal lo más pura posible. Después introducimos el cristal en el vaso con la mezcla entre 24 horas y tres días en función de lo cargado que sintamos que puede estar.
Por aire: otro de los métodos más conocidos y utilizados. Se trata de encender una barrita de incienso natural y pasar el cristal por el humo. En este caso se debe tener especial cuidado en pasar todo el cristal por el humo del incienso porque sino la limpieza y purificación no será eficaz. Déjate llevar por tu intuición para determinar cuánto tiempo tienes que tener el cristal bajo los efectos del humo del incienso.
Por tierra: es un método también muy eficaz, pero poco utilizado. Se trata de enterrar el cristal en una tierra totalmente natural, sin alterar, durante tres a siete días. La ventaja de este método es que si dejas el cristal durante más de siete días ya estarás efectuando el segundo paso: la recarga.

1 comentario:

HELENA dijo...

acostumbro a limpiarlos con agua y luego los dejo 3 noches a la luz de la luna..alguien me dijo esto no se si lo estoy haciendo bien..si alguien puede ayudarme se los agradezco

PARTICIPAR EN ESTE BLOG